PIENSO PARA PERROS

PIENSO PARA PERROS

Editorial:
RENACIMIENTO
Año de edición:
Materia
Ensayo
ISBN:
978-84-8472-505-3
Páginas:
120
Encuadernación:
Rústica
15,00 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Cuaderno de bitácora. Un dietario abierto al paso de los días donde han ido quedando clavados desde aforismos como lanzadas hasta sonetos con vocación de memorables. Hay pequeñas historias de vidas cruzadas a las que sólo les falta la moraleja para ser fábulas perfectas. No importa que el mismo escritor redacte su propio epitafio: «Fue riojano, aunque viajado / Doctor en melancolía?» porque este pienso para perros hunde sus raíces en lo intemporal: el amor, la muerte, el erotismo, la amistad perdida -los pocos temas de siempre- que aquí aparecen desde la primera entrada: «¡Ah de la vida! ¿Nadie me responde?», Quevedo dixit. A medida que el lector va saltando sin poder parar, de una entrada a otra se le va revelando la condición del sujeto: un agnóstico que, a sus años, exhibe con toda pulcritud «esa segunda inocencia que da no creer en nada; en nada».

Luis Martínez de Mingo (Logroño, 1948) es Catedrático de Lengua y Literatura y como tal ha ejercido de profesor durante varios años. Doctor por la Universidad Central del Barcelona con una tesis sobre el romanticismo. Ha publicado libros de poesía, Cauces del engaño, Anacrónica y Fidel y Ni sombra de lo que fui (2013); relatos, Cuentos portátiles de la penúltima autonomía, Cuatro cuentos criminales, Bestiario del corazón y El Estado contra natura (2008); tres novelas, El perro de Dostoievski (Muchnik Editores), Morir de hambre, cartas a una anoréxica (Ed. Diagonal) y Pintar al monstruo; ensayo, Miedo y Literatura; una biografía, José Luis Borau; y tres antologías, Cuentos de ciclismo (Ed. Edad); Poemas memorables (1939-1999) (Castalia), y La casa ciega-8 (Ed. Edad, 2006), estos dos últimos como co-autor. Sus libros han sido reseñados en todos los medios de comunicación. Ha colaborado en El País, Quimera, Ínsula, Diario 16, aquí con columna fija, etc., Y en Calle Mayor y El Péndulo, como integrante del consejo de Redacción durante varios años. Ha ganado concursos de relatos y de novela corta, en 2001 fue finalista del Nadal con El perro de Dostoievski, y ha dado numerosas conferencias dentro y fuera de España.